top of page

“Que el Presidente se reúna con jefes de las Fuerzas Armadas no significa que vaya a gobernar con ellos”

5 de febrero 2024 – La Últimas Noticias.


'La seguridad de salir a la calle no puede estar condicionada porque exista un Estado que haga lo que quiera por obtener seguridad', dice.


El gerente de asuntos públicos de Imaginacción, Ignacio Imas, es claro en aseverar que el llamado del Presidente Boric al Cosena es un paso adelante a la hora de tomar medidas que le hagan frente a la crisis de seguridad que vive el país. Sin embargo, lo ve como un simbolismo más que una medida realmente efectiva, puesto que la instancia no es vinculante, sino más bien asesora.


A pesar del acierto de convocar al Consejo de Seguridad Nacional Imas advierte que el Ejecutivo tiene un problema de fondo con cómo comunica su gestión. Por lo mismo, estos días el Presidente fue objeto de críticas luego de anunciar caletas con perspectiva de género para acomodar y potenciar el trabajo de las pescadoras artesanales.


'A las personas normales hablarles de perspectiva de género no es claro. Se está sofisticando una información y se diluye el mensaje. Al final del día terminamos hablando de la caricatura y no de la política pública. La dirigencia política del PC y Frente Amplio es muy elitista. Tienen un discurso muy sofisticado y no interpretan y no canalizan las inquietudes de las personas que quieren representar', como lo es el tema de la seguridad, considera Imas.


¿Qué efectividad cree que puede tener esta convocatoria del Presidente al Cosena?


'Hay que distinguir que el Cosena que conocemos actualmente, después de la reforma del expresidente Lagos, es distinto al anterior. No es auto convocado y sus decisiones no son convocantes. Ahora es el Presidente el que convoca. El Cosena anterior estaba regido por las normas diseñadas en el régimen de Pinochet, por lo tanto, era un enclave autoritario. La efectividad está por verse, pero la convocatoria está relacionada con un simbolismo, por un lado, y como un mensaje a la ciudadanía de que se están haciendo las cosas necesarias para el orden público. Los homicidios en la RM están desbordados, entonces, se debe dar esa señal. Es importante conocer la opinión de las Fuerzas Armadas porque si llegamos a un Estado de Excepción de todas formas debe haber una coordinación previa de las instituciones'.


¿Qué análisis hace usted de que el gobierno apele en primera instancia a la de ley Infraestructura Crítica y no derechamente a un Estado de Excepción?


'Yo entiendo que el gobernador Orrego está en campaña y él tiene una elección en octubre de este año, y como la seguridad es la prioridad número uno es normal que se pida una medida de última ratio como esa, pero no sabemos si es efectiva, porque después de esa medida, ¿qué nos queda? Hablar de infraestructura crítica es sumamente importante por lo que estamos viendo en la RM y a nivel nacional, pero militarizar el país sería muy delicado para la institucionalidad chilena'.


¿No cree necesario aún que los militares estén en las calles?


'No. Lo primero, ellos han dicho que no tienen el entrenamiento necesario para poder atender al orden público. Es más, lo que sucedió en octubre de 2019 dejó en claro eso y si no existen las fuerzas entrenadas es bastante complejo el tema. Puede ser una medida efectista porque las personas se sienten más seguras, pero otra cosa es que los militares enfrenten a delincuentes, porque no tienen atribuciones constitucionales para hacerlo. Hay que tener ojo en eso antes de pedir de buena a primeras tener a militares en las calles'.


¿Cuánto podría influir la crisis de seguridad en que Chile adopte liderazgos políticos populistas?


'Eso es algo que tiene mucho que ver. El mejor ejemplo de eso es Bukele. En el momento en que las personas, al menos, eso dicen las encuestas de opinión, son proclives a renunciar a sus libertades individuales para tener mayor orden o seguridad pública, dejan en claro que hay tierra fértil para que los liderazgos populistas tengan políticas efectistas como sacar a militares a la calle. Probablemente no van a aumentar los índices de criminalidad, pero esas medidas tocan lo que tiene que ver con libertades individuales y derechos humanos. Las personas quieren que los delincuentes sean linchados en la plaza pública, pero eso no es parte de un sistema democrático, como tampoco detener personas por sospecha, por ejemplo'.


¿No cree que sea menos democrático que un ciudadano viva con miedo por su integridad?


'Es tan o menos democrático como que te tomen detenido y te lleven a un calabozo por la forma en como andas vestido, porque te encuentren sospechoso. La seguridad de salir a la calle no puede estar condicionada porque exista un Estado que haga lo que quiera por obtener seguridad. Debemos lograr un punto medio, donde podamos salir tranquilos a la calle, pero sin que el Estado pueda ser represivo'.


El PC valoró la decisión del mandatario de llamar al Cosena, ¿qué le parece este reconocimiento?


'Hay distintos grupos del oficialismo que se alínean con la percepción del Presidente en los temas de seguridad, pero también hay grupos en contra del llamado al Cosena, entonces, ahí hay un juego perverso del oficialismo. Hoy la prioridad ciudadana es la seguridad. Que el Presidente se reúna con los jefes de Fuerzas Armada no significa que vaya a gobernar con ellos, si no que hay que escuchar la voz de los expertos en la materia'.

Comments


bottom of page