LA HOJA DEJA DE ESTAR EN BLANCO: CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL COMIENZA A APROBAR PRIMERAS NORMAS DE LA NUEVA CONSTITUCIÓN
18 de febrero, 2022

Una intensa semana de trabajo ha tenido la Convención Constitucional. Marcada por los primeros plenos de votación, el órgano constituyente tuvo que dirimir en primer término si la aprobación general de informes debía ser por mayoría absoluta o por dos tercios. Este era un aspecto que no quedó despejado en la redacción del Reglamento, por lo que hubo una disputa interpretativa que revivió la álgida discusión que se tuvo a inicios de este proceso por las mayorías a aplicar para adoptar acuerdos. El asunto se tomó la primera jornada de votación de normas, zanjándose en favor de la interpretación de la Mesa Directiva, adoptada por acuerdo mayoritario de dicha instancia. En este acuerdo se confirmó el criterio de votar todo lo relativo a normas con dos tercios (103 votos).

 

En el caso de Sistemas de Justicia, tal como adelantáramos en el pasado informe, se terminó por aprobar un texto que consagra un Sistema Nacional de Justicia, en reemplazo del actual Poder Judicial. Se aprobó el principio de Pluralismo Jurídico, que implica una adopción de las estructuras jurídicas de Pueblos Originarios, un símil a lo que sucede en Canadá, Nueva Zelanda. Además se consagraron principios de Paridad, Plurinacionalidad y Justicia Abierta en la administración de justicia. Las normas aprobadas en particular se encuentran AQUÍ.

 

Las normas que no generaron suficiente consenso son las relativas a la inamovilidad de los jueces y la referente a cosa juzgada. La primera norma, en palabras del Convencional Hernán Larraín (EVOPOLI) afectaría al debido proceso y la independencia de los jueces. Sobre la segunda norma, esta habilita que determinadas sentencias del Sistema Internacional de Protección de los Derechos Humanos revisen “el efecto de cosa juzgada de las sentencias firmes dictadas por tribunales del Estado de Chile”. Esto ha sido cuestionado por los efectos que podría tener en términos de certeza jurídica.

 

Por su parte, en su paso por el Pleno de la Convención, las normas del primer informe de Forma de Estado tuvieron una amplio apoyo. Este bloque temático estaba liderado por la declaración de Chile como un Estado Regional, compuesto por regiones autónomas, comunas autónomas y autonomías territoriales indígenas. Al cierre de esta edición, el Pleno de la Convención continuaba votando en particular los artículos del primer informe de esta Comisión. No obstante, no son pocas las voces que señalan que hay dudas sobre los niveles de autonomía que se están consagrando para los territorios y como conversa esta norma con el resto del diseño institucional.

 

El comparado de la votación particular se encuentra disponible AQUÍ

 

Cabe recordar que aquellas normas que lograron superar la mayoría absoluta (78 votos), pero que no lograron los dos tercios (103 votos) de apoyo, deberán volver a sus Comisiones Temáticas de origen a renovar sus textos. Allí pueden sufrir modificaciones parciales o totales, y una vez terminada su tramitación en las instancias temáticas volver a presentarse al Pleno.

 

Comentarios

Conforme se han ido desarrollando los Plenos de votación, la Convención Constitucional ha ido prefigurando el ambiente que reinará las deliberaciones de cara a un nuevo texto constitucional. Resulta, en consecuencia, importante detenernos un momento a analizar el contexto interno del órgano constituyente.

 

Una primera aproximación es que los colectivos políticos se han comportado con una importante disciplina respecto de sus pares. Salvo contadas ocasiones, estos grupos han actuado cohesionados y en función de las ideas matrices que han ido defendiendo en la fase de comisiones.
Ahora bien, a partir las votaciones que observamos durante la semana, ya se van pudiendo identificar diferencias entre grupos y matices que cada cual pone sobre la mesa. Ejemplo de ello es el fracaso de la norma de Asambleas Legislativas Regionales, que no contó con el apoyo del Colectivo del Apruebo, ni del Partido Comunista ni de la derecha. En otras votaciones ha sido el Colectivo Socialista el que se ha restado de la votación de determinadas normas, dejando sin los dos tercios a dichas propuestas.

 

Una lectura posible a partir de estos elementos que presentamos es que existe un bloque de convencionales que tienen un importante poder de veto, volviéndose claves para el itinerario de la aprobación de las normas. Este poder de veto está recayendo hoy fundamentalmente en el Colectivo Socialista, pero también los votos del Colectivo del Apruebo o de Independientes No Neutrales, siendo menos en volumen podrían jugar un rol determinante para habilitar o bloquear la aprobación de determinadas materias.

 

Mención aparte merece el rol de la derecha en la Convención. Conforme avanzan las votaciones han hecho saber su queja, incluso llegando a declararse “en reflexión” por el veto desde los demás sectores políticos. Con esa declaración buscaban mostrar su molestia por el rechazo casi sistemático de sus ideas en el órgano constituyente. Una nueva declaración reafirmó su compromiso con el proceso constituyente dando cerrado, por ahora, este episodio.

 

Lo importante tras esta primera semana de votación es que la ciudadanía va teniendo certeza de que la Convención Constitucional trabaja, avanza y las discusiones se zanjan de acuerdo a los procedimientos adoptados en el Reglamento.