DEBATES PRESIDENCIALES DE SEGUNDA VUELTA

Asuntos Públicos Imaginaccion

14 de diciembre 2021

En esta segunda vuelta presidencial fueron acordados dos debates previos a la elección. El primero se celebró el recién pasado viernes 10 y el segundo fue este lunes 13. Ambos se han realizado en un escenario peculiar para lo que conocemos desde 1988. En primer lugar, tenemos un contexto con dos candidatos de fuerzas políticas no tradicionales a las que han protagonizado el sistema desde 1990. En segundo lugar, tanto Gabriel Boric como José Antonio Kast presentaron Programas de Gobierno que buscaban nichos propios y no especialmente mayoritarios, por tanto, han debido rediseñar sus propuestas, entre eso, la morigeración de sus planteamientos. En tercer lugar, las encuestas de intención de votos han presentado diferencias menores entre ambos, lo que podría interpretarse en su mayoría dentro del error estadístico. 

 

Como era de esperar, en los dos debates el tema principal fue las modificaciones que realizaron los candidatos en la búsqueda de electores moderados, especialmente lo relacionado con el tema económico.

 

En el caso de Gabriel Boric se vio cuestionado en dos temas fundamentales respecto a sus posturas económicas. Así tuvo que tomar posiciones sobre la gradualidad que decidió junto a su grupo técnico en la reforma tributaria que propone, teniendo como principales ejes un royalty minero y un impuesto a la riqueza. También debió enfrentar los cuestionamientos a su reforma previsional, la cual modificó en aspectos como la heredabilidad de los fondos e incluso la posibilidad de que las AFP continúen teniendo un rol en el sistema. Boric expresó en distintos momentos que su propuesta económica dependería del escenario nacional e internacional después de una crisis en distintos aspectos que heredaría posterior a la pandemia del COVID19. Trató en esta línea de expresar que buscará un diálogo con el sector privado para lograr producción y así crecimiento.

 

Por su parte, José Antonio Kast también debió cambiar aspectos económicos de su programa y enfrentar las preguntas en este punto. Así, expresó que esto lo debió hacer debido a las modificaciones en el escenario económico, por tanto, cambió su propuesta inicial de baja tributaria, la cual llevará a cabo dependiendo de distintas variables. En su propuesta previsional, expresó que no desea cambiar el actual sistema de capitalización individual, y que aumentaría en 4 puntos la cotización a cargo del empleador. 

 

Es importante señalar que ambos candidatos desean establecer una pensión básica universal que asegure un piso mínimo al momento de jubilar, la cual estará por sobre las pensiones autofinanciadas actuales, pero sus diferencias están en los montos y en otros aspectos; mientras Boric asegura que será de $250 mil, Kast por su parte marginará al 20% de mayores ingresos.

 

En el ámbito político, los candidatos buscaron enfatizar los perfiles de Gobiernos concertacionistas. Mientras que Gabriel Boric destacó la gestión de Michelle Bachelet de su segundo Gobierno, por el énfasis que tuvo este en realizar cambios, José Antonio Kast tomó la figura del expresidente Patricio Aylwin debido al complejo momento que él debió encabezar después de lo que él catalogó un “gobierno autoritario”.

En distintas ocasiones también el candidato Boric quiso enfatizar el carácter de diálogo y consensos que buscará en su posible Gobierno, tomando, así como ejemplo la conversación programática que tuvo con los equipos de la senadora Yasna Provoste y Marco Enríquez-Ominami en la búsqueda de una gran coalición para lograr una victoria el 19 de diciembre. Por su parte José Antonio Kast enfatizó en distintos momentos que la nueva configuración del Congreso deberá iniciar un proceso de conversación con el Legislativo. 

 

Respecto a la relación con la Convención Constitucional, mientras Boric dijo que espera ser un presidente que deje el cargo con menor poder y que cuidará el rol que tenga este organismo, Kast espera instalar mesas de diálogo con la instancia, pero hizo la advertencia de que si la propuesta constitucional tiene limitaciones en aspectos que él considere relevantes, hará campaña por el rechazo en el Plebiscito de salida.

 

Sobre la Macrozona sur, ambos candidatos tuvieron posturas disimiles. Por un lado Boric trató de poner como protagonista al diálogo, señalando además que no estaba por lo que él llama “militarización” que ha hecho este Gobierno. Por su parte, Kast expresó que esta gestión no ha logrado instalar el Estado de Derecho en el lugar.

 

Respecto a sus posturas medioambientales, las cuales fueron objeto de críticas al Programa de José Antonio Kast, expresó que realizó cambios sustanciales, por lo que detalló que trabajará con el sector minero para instalar una serie de plantas desalinizadoras, pero que espera mantener el actual régimen impositivo a esta industria, así como los impuestos a los combustibles, e incluso espera disminuirlos a las personas. El diputado Boric plantea que el principal objetivo de sus propuestas medioambientales está en crear impuestos verdes -de los cuales no existen detalles- y la protección del recurso hídrico, para lo cual desea crear un Comité Hídrico de Emergencia. 

 

El candidato de Apruebo dignidad, Gabriel Boric, en sus intervenciones también enfatizó que buscará el camino del reencuentro entre todas las personas, en la búsqueda de grandes acuerdos. Dijo que buscará unir al país, y que este camino no se logrará sin justicia social. Buscó diferenciarse de Kast en la medida que lo catalogó como un candidato que mostró posturas sobre género como la eliminación del Ministerio de la Mujer, y también como la continuidad al presidente Piñera. En sus intervenciones, el candidato de José Antonio Kast, agradeció a Dios y su familia por apoyarlos en su campaña. Expresó que su Gobierno será el del orden, la seguridad y el crecimiento, en el cual existirá un apoyo a las PYME, así como a las personas que deseen sacar el país adelante. Sobre Boric, lo mostró como un candidato cercano a posiciones extremas en su alianza con el Partido Comunista.

 

Con todo, los debates en esta elección probablemente han sido instancias que impactaron en cómo se articularon los electores. Así sucedió en la Primaria de Apruebo Dignidad que llevó a ganar al diputado Gabriel Boric, y ocurrió también en Chile Vamos con las performances que tuvo Joaquín Lavín. De cara a la primera vuelta estas instancias llevaron a relegar la candidatura oficialista de Sebastián Sichel, y posicionó a Kast como una opción viable. Por tanto, existía una importante expectación de lo que serían los debates hacia la segunda vuelta, influido también por los 140 mil votos de diferencia que representa el 2,08% de los votos en primera. Por lo pronto, tal vez los debates no tuvieron un impacto tal como los anteriores, pero pudieron definir a un porcentaje de personas que hasta ayer no pensaban acudir este domingo 19, y tal vez ahora si lo hagan, y con la estrecha diferencia que se observa entre Boric y Kast, puede que resulten relevantes para uno u otro.

 

En el primer debate los candidatos decidieron reforzar sus electorados mostrando sus diferencias programáticas y discursivas, mientras que en el segundo buscaron exponer al otro como un actor poco dialogante y extremo, al mismo tiempo ellos buscando reforzar su perfil moderado.