LA CUESTIÓN DEL PRAGMATISMO SE INSTALA EN LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL

 

25 de febrero de 2022

Gran revuelo ocasionaron las críticas desde el colectivo “Amarillos por Chile”, liderado por el escritor Cristián Warnken y compuesto por personalidades del mundo académico, empresarial y ex autoridades de la Concertación. Estas críticas abogaban por enmendar el rumbo de lo que consideran “euforia refundacional”, para tener una Constitución que represente a todos y todas. Rápidamente se sucedieron los puntos de prensa, las declaraciones por redes sociales y la defensa del trabajo de la Convención. Pero más allá de la facilidad de respuesta, en privado se fueron ampliando las coordinaciones para desechar en los hechos las críticas a un espíritu refundacional.

 

El pleno de votaciones de esta semana se avocó a deliberar y votar las normas relativas al primer informe de la Comisión de Sistemas de Conocimientos. Dentro de este informe se contienen normas relativas a derechos digitales, ámbito inédito hasta ahora en la Constitución. También entre las normas del informe se contenían el reconocimiento de la neurodiversidad, derechos culturales y derechos individuales y colectivos en relación a los medios de comunicación. De los 30 artículos presentados, solo 12 superaron el quorum de dos tercios en el Pleno, dejando los otros 28 rechazados en general, pero con mayorías suficientes para ser retomados por la Comisión.

 

La votación particular continúa este viernes desde las 15:00 horas y el comparado para seguir dicha votación se encuentra AQUÍ.

 

También hay noticias por el lado de Sistema Político. Este lunes, a horas del cierre del plazo de indicaciones, se arribó a un acuerdo que habilita la aprobación en el Pleno del capítulo relativo al Poder Legislativo. Si hasta acá una precaria mayoría había aprobado un legislativo unicameral, ahora se estaba operando con pragmatismo para buscar un órgano que tenga dos tercios en el Pleno.

 

La fórmula escogida es un bicameralismo asimétrico que, tal como adelantáramos hace algunas semanas, era la opción que conjugaba de mejor manera la representación política con la representación territorial de Chile. La segunda cámara será un Consejo Territorial, que tendrá incidencia en la Ley de Presupuesto del sector público, materias de distribución fiscal o presupuestaria, cambios a órganos o autoridades territoriales y normas que alteren la distribución política o administrativa del país. Esta cámara territorial tendría una elección desacoplada de la elección presidencial, escogiéndose a mitad del período y durando 4 años en el cargo. Además, cada región tendría la misma representación en el Consejo Territorial.

 

Otros cambios que aparecen en esta fase de indicaciones es el rol de la Vicepresidencia, que acompañará en la fórmula presidencial al Presidente de la República, pero que su rol será la dirección del Congreso Plurinacional. También se crea la figura de un/a Ministro/a de Gobierno, que lleve las relaciones con el parlamento.

 

En la Comisión de Forma de Estado, las normas que no obtuvieron el quorum requerido para pasar al borrador de Nueva Constitución debieron ser revisadas. Se moderó el carácter normativo de las Asambleas Regionales, cortando la posibilidad de dictar leyes, sino que se reduce a una potestad normativa genérica, abriendo la puerta a que estas asambleas soliciten potestades legislativas al Consejo Territorial. Esto genera las posibilidades de que algunas materias puedan ser transferidas, en un futuro, desde el espacio legislativo nacional a las asambleas regionales. Sobre los estatutos regionales, que también fueron cuestionados, se explicitó que tienen un rango inferior a la Constitución y las leyes.

 

En Derechos Fundamentales, esta semana se sostuvo la deliberación relativa a derecho a propiedad. El texto sostiene que “todas las personas naturales y jurídicas tienen el derecho de propiedad con la excepción de los que la naturaleza ha hecho comunes a todas las personas y aquellos que la Constitución o la ley declare inapropiables”. En específico sobre la expropiación se aprobó un texto del siguiente tenor “Nadie puede ser privado de su propiedad sino en virtud de una ley que autorice la expropiación por una causa de utilidad pública o interés general declarado por el legislador. La Ley determinará también el justo monto del pago, su forma y oportunidad; y deberá considerar tanto el interés público como el del titular.” En el mismo artículo se fija que el pago por el bien expropiado debe ser previo a la toma de posesión y que dicho acto puede ser reclamado ante tribunales.

 

Comentarios

Esta semana el ambiente de la Convención Constitucional se ha moderado. Sea por las cartas colectivas, sea por el realismo que impone el quorum de dos tercios, lo cierto es que la cautela comienza a plantar batalla a los maximalismos. En otro tiempo llamaríamos a esto “realismo sin renuncia”, solo que esta vez aparece enarbolado por otros actores.

 

Si ya con algunos rechazos la semana pasada, se advertían riesgos para los sectores más extremos, ayer con múltiples rechazos en el informe de Sistemas de Conocimientos se constata que no hay cheque en blanco para hacer del nuevo texto constitucional una declaración de intenciones o un programa de gobierno.

 

En lo relativo a las normas aprobadas sobre Sistemas de Conocimiento, corresponde reconocer que en múltiples materias Chile se pone a la vanguardia del constitucionalismo mundial. Un claro ejemplo de ello es la creación de derechos digitales, el reconocimiento de la neurodiversidad, derechos culturales y en relación a los medios de comunicación. Este es un avance sustantivo en abordar aspectos que nuestra Constitución hasta ahora no reconocía. Desde luego, se trata de textos perfectibles y que pueden mejorar.

 

La propuesta de bicameralismo asimétrico ha tenido críticas desde el mundo académico y desde la política. En lo técnico se cuestiona la debilidad de funciones que se asignan a la segunda cámara territorial, pues hasta ahora el Senado tiene un importante rol en materias nacionales y legislativas. Por el lado de la política existe escozor por la eliminación del Senado como lo conocemos, sobre todo desde senadores recientemente electos que ven con preocupación lo que podría ser un término anticipado de su período.