CONVENCIÓN COMIENZA A DELIBERAR
CONTENIDOS EN COMISIONES TEMÁTICAS

 

5 de Noviembre de 2021

La Convención Constitucional ya tiene cronograma de trabajo. Dividieron el total de doce meses, con la prórroga de tres meses ya incorporada, en tres fases de trabajo que detallamos a continuación con sus principales hitos:

•    Etapa de Instalación y Participación Popular: 

    

- 8 de Noviembre: apertura período de recepción de iniciativas constitucionales.
- 15 de Noviembre: semana Territorial.

- 22 de Noviembre: convención Constitucional sesiona en la Región del Biobío.

- 13 de Diciembre: semana Territorial.

- 4 de Enero: elección de nueva Mesa Directiva.

- 6 de Enero: cierre de recepción de Iniciativas Populares Constituyentes.

- 26 de Enero: envío de primeros informes de comisiones

- 31 de Enero: semana Territorial.



•    Etapa de Deliberación y Votaciones:

- Semana 28 de Febrero: convención Constitucional sesiona en región distinta de la Metropolitana.
- 4 de Marzo: evaluación de avance de cronograma. 

- Semana 7 de Marzo: semana territorial.
- 16 de Marzo: eventual Jornada Nacional de Deliberación. 
- 20 de Marzo: solicitud de prórroga al Congreso Nacional. 
- 27 de Abril: mesa Directiva presenta borrador de Nueva Constitución.

- 28 de Abril: instalación de Comisión de Armonización. 


•    Etapa de Armonización:

- 9 a 27 de Mayo: período de trabajo de Comisión de Armonización de normas constitucionales. 
- 28 de Mayo: eventual Plebiscito Dirimente.
- 6 a 8 de Junio: indicaciones al trabajo de Comisión de Armonización.
- 20 a 24 de Junio: votación en el Pleno del informe de la Comisión de Armonización.
- 5 de Julio: término del plazo de trabajo de la Convención Constitucional. 

En las comisiones temáticas lo que se ha podido observar es que se encuentran convocando a actores de sociedad civil, académicos y expertos para ir consolidando un diagnóstico común que les permita trabajar en las propuestas de normas constitucionales. Es esperable que este periodo de escucha se extienda durante Noviembre, incluso hasta Diciembre. 

En materia política, la centroderecha vive una nueva fragmentación. La semana pasada se conformaron tres colectivos distintos con el objetivo de tener mayor eficiencia en la toma de palabras. No obstante, se ha evidenciado por parte de los convencionales de EVOPOLI y RN que tendrán posturas distintas a sus pares UDI y Republicanos. Es posible señalar que el colectivo tenderá puentes hacia sectores moderados como el Colectivo del Apruebo, incluso de algunos actores del Colectivo Socialista. Esto ya ha podido verse en apoyos cruzados en votación de coordinaciones de Comisión, por lo que es dable extrapolar estas conversaciones hacia las normas constitucionales. Las diferencias entre los sectores de derecha ya eran visibles en materia de apoyos presidenciales, habiendo fragmentación hacia las candidaturas de Sebastián Sichel y José Antonio Kast.    


Comentarios

 

Los plazos para la discusión constitucional se advierten estrechos. Esta afirmación es compartida por múltiples sectores de la Convención, pero se han mostrado confiados en que podrán desarrollar la deliberación en los tiempos comprometidos en el cronograma. Ahora bien, nada impide que el criterio de realidad se imponga conforme pasen las semanas, pero ello podría afectar las expectativas que se han fomentado de descentralización o de participación por parte de la ciudadanía. Tanto las semanas territoriales como los procesos de discusión ciudadana de los contenidos podrían verse mermados porque no logren cumplir con las fechas  de trabajo programadas.  Esto tendrá que ser observado en la medida que avance el trabajo. 

Otro aspecto importante de relevar es que los primeros plenos de votación de normas llegarán en febrero, apenas tres meses transcurridos desde el inicio de la discusión. Los niveles de profundidad del debate dependen de manera crítica de que los equipos

afinen desde ahora un ritmo acelerado de procesamiento de audiencias públicas, documentos e insumos desde fuera de la Convención. 

 

En términos políticos, con la fragmentación de la centroderecha se visualiza un fortalecimiento de lo que hemos venido caracterizando como “bloque de conducción” que contaría eventualmente con un arco que va desde Evópoli hasta el Frente Amplio. Esta amplitud podría abarcar cerca de la mitad de los escaños del órgano constituyente si se logran coordinar adecuadamente. En ciertas reformas claves, estos votos serán los claves de observar.