CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL COMIENZA
VOTACIÓN DE NORMAS EN COMISIONES

 

21 de Enero de 2022

Al cierre de esta semana ya todas las Comisiones Temáticas terminaron un ciclo en que cada una recibió a más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil, expertos/as y ciudadanos/as que acudieron a dar su opinión sobre las agendas de cada instancia. Estos insumos, además de los entregados en audiencias por Ley de Lobby, serán los que consideren los miembros de la Convención Constitucional para darle forma a las normas de la nueva carta fundamental. 

 

La primera en mostrar su trabajo  fue la Comisión de Medio Ambiente, que aprobó la propuesta del astrónomo Eduardo Unda-Sanzana, patrocinada por Movimientos Sociales Constituyentes. Esta norma “garantiza y protege la atmósfera como bien común”. La iniciativa busca mantener los cielos en su estado natural y evitar la contaminación lumínica para, entre otras cosas, permitir la investigación astronómica.

 

Más tarde fue el turno de la Comisión de Forma de Estado, la que aprobó 14 iniciativas de norma. Entre ellas algunas lograron apoyo unánime, desde el Partido Republicano hasta Pueblo Constituyente. Una de ellas es la que consagra el “maritorio”, definido como aquel territorio “integrado por los ecosistemas marinos y marino-costeros continentales, insulares y antárticos, y abarca la zona costera, aguas interiores, el mar territorial, la zona contigua, la zona económica exclusiva, la plataforma continental y, en general, el litoral”. Por mayoría se aprobaron otras que dan forma a un Estado Regional, considerando la unidad territorial de las regiones como autónomas. Otra de las aprobadas reconoce territorios autónomos indígenas, con núcleos políticos y administrativos propios.

 

En la Comisión de Sistemas de Justicia discutieron en general las propuestas vertidas sobre Poder Judicial, bloque temático que votaría la próxima semana sus primeras normas. 

 

En Sistema Político se dio un interesante debate en que todos los colectivos presentes en dicha instancia expusieron sus miradas sobre el diseño institucional de la nueva Carta Magna. Allí destaca una importante presencia de versiones moderadas de Presidencialismos, atendiendo la tradición histórica del país de escoger directamente un Presidente o Presidenta de la República. Sobre el Congreso se mantiene pendiente la discusión sobre un parlamento unicameral o bicameral. Resulta importante apuntar que una mayoría apoya lo que se ha venido a denominar como “bicameralismo asimétrico”, es decir, dos cámaras que atienden a naturalezas distintas: una Cámara política y una Cámara territorial. Actualmente Chile tiene un bicameralismo simétrico, en que cada proyecto de ley pasa por dos cámaras con idénticas funciones. En un nuevo bicameralismo asimétrico, no habría duplicidad pues habría funciones segmentadas en cada caso. 

 

Otras ideas que pueden resultar interesantes son la posibilidad de desplazar la elección de congresistas desde la primera a la segunda vuelta presidencial, reforzando un calce más adecuado entre la mayoría que obtiene el o la Presidenta de la República y la mayoría del Congreso. Esto permite que quienes pasan a segunda vuelta presidencial diseñen una plantilla parlamentaria con mayores posibilidades de tener mayoría en el Congreso, vital para la gobernabilidad democrática. 

 

En la Comisión de Sistemas de Conocimientos se han debatido normas relativas al reconocimiento de culturas comunitarias vivas, a derechos culturales, a espacios digitales libres de violencia y a la libertad de opinión y creación. También se revisaron propuestas que relevaban el valor del patrimonio nacional. 

 

Otro hito que se destaca esta semana es el cierre del plazo para la presentación de Iniciativas Populares de Norma, que totalizaron 6.114 textos propuestos desde organizaciones o personas naturales. La Plataforma Digital de Participación contabiliza 452.611 miembros que han entregado 981.118 adhesiones a las diversas iniciativas disponibles. Hasta este viernes ya son 18 las iniciativas que han superado el umbral de 15 mil firmas, entre las que destacan: “Con mi plata no – defiende tus ahorros previsionales”, “Será Ley: iniciativa popular de apoyo al aborto”, “Banco Central Autónomo”, “Derecho a la educación, derecho y deber preferente de los padres, y libertad de enseñanza”, “Por el agua, los derechos de la naturaleza y los glaciares” y “Nacionalización de las empresas de la gran minería del cobre, del litio y del oro”, entre otras. Estas iniciativas deberán ingresar a las distintas comisiones y ser deliberadas en miras a obtener los dos tercios que exige el reglamento para ser normas constitucionales.  

 

Comentarios

 

La Mesa Directiva ha tenido importantes figuraciones públicas, mostrando una dupla cohesionada entre María Elisa Quinteros y Gaspar Domínguez. Se complementan, se apoyan y se da cuenta de una línea editorial cuidadosamente trabajada. Este trabajo es atribuible a la Directora de Comunicaciones, Lorena Penjean, quien ha acompañado desde un inicio al equipo y ha seguido de cerca su entrenamiento como voceros del órgano constituyente. 

 

Tal como hemos informado en los informes semanales, los tiempos de la Participación se empiezan a estrechar, toda vez que se encuentra programado para el 15 de Febrero el inicio de la deliberación en el Pleno de la Convención de las primeras normas que ya tienen aprobación de sus comisiones de origen. Febrero y Marzo son los meses en los que los cabildos y encuentros autoconvocados podrán ser incidentes en el resultado, proceso para el cual aún falta mucha difusión y formación a la ciudadanía. Esta es una tarea crucial en que se juega la legitimidad del proceso. 

 

El complejo puzzle entre el tiempo dedicado a normas constitucionales, procesos de participación y comunicación a la ciudadanía empieza a aparecer en el horizonte. Este es un equilibrio precario, pues todo tiempo dedicado a un aspecto afecta necesariamente la disponibilidad para atender el otro flanco. Es fundamental que la Convención comprenda este aspecto y logre afrontarlo debidamente, por el bien del resultado.