TRAS EXTENSAS JORNADAS, CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL
APRUEBA REGLAMENTO GENERAL Y DE ÉTICA

 

1 de Octubre de 2021

 

La Convención Constitucional ya cuenta con un cuerpo reglamentario general aprobado, así como un Reglamento de Ética, a pesar de los múltiples los contratiempos en las últimas semanas. Quedando aún pendientes los textos de Participación y Consulta Indígena, por una parte, y Participación Popular y Equidad Territorial por otra, ya hay reglas mínimas para el funcionamiento y se visualiza en el horizonte el inicio del debate temático de la Nueva Constitución. 

Conviene profundizar en algunos de los nudos críticos de la discusión de esta semana. 

Se confirma la mayoría de dos tercios (103 Convencionales Constituyentes) para la aprobación de normas constitucionales. Hubo intentos desde los colectivos Pueblo Constituyente, Movimientos Sociales Constituyentes, Chile Digno (Partido Comunista y afines) y Escaños Reservados de Pueblos Originarios, de rebajar dicho quorum a tres quintos, diez convencionales menos. Entre su argumentación se dijo, al igual que en semanas pasadas, que el quorum de dos tercios era ilegítimo al ser pactado en el contexto del Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución. El apoyo transversal, de Vamos por Chile hasta el Frente Amplio, permitió defender uno de los pilares del proceso constituyente, despejando uno de los temas más controversiales que debían resolverse en el marco del Reglamento. 

 

Otra norma que se ratificó es la realización de plebiscitos dirimentes, es decir, de desbloquear por una votación popular las controversias que dentro de la Convención Constitucional no logren obtener los dos tercios de mayoría, pero si cuenten con un mínimo de tres quintos (93 votos) para avanzar. Esta materia tiene que sortear aún la votación del reglamento de Participación Popular, programada para la próxima semana. También requiere de una reforma constitucional y ajustes en el plano legal para ser una realidad. Sobre sus diversos aspectos críticos en estos documentos ya hemos profundizado y seguiremos monitoreando su avance. 

También marcó la semana la discusión sobre libertad de enseñanza y derecho preferente de los padres a educar a sus hijos. Vamos por Chile intentaron mandatar a la Comisión de Derechos Humanos de ver este tema por separado del derecho a la educación, lo cual fue rechazado por mayoría. Esto en ningún caso implica que el tema no será abordado por la Convención. El tema podrá surgir desde mociones de los convencionales constituyentes, plantearse en las audiencias públicas e incluso nacer de la iniciativa popular de norma, que permite que la ciudadanía junte firmas para que la Convención considere sus propuestas. 

 

Sobre contagios de COVID-19, durante las últimas horas se conoció que el contagio del Convencional César Valenzuela (Colectivo Socialista) corresponde a la variable Delta, la de mayor contagiosidad conocida hasta ahora. El Convencional Valenzuela sigue en aislamiento y no ha reportado mayores complicaciones. Además de este contagio, se supo que Matías Cox, secretario ejecutivo de la Unidad de Secretaría Administrativa de la Convención también sería positivo para COVID-19. 

Comentarios

 

Es difícil que haya dos lecturas, la ratificación de los dos tercios es una derrota a la tesis política del Partido Comunista, que cuestionó duramente el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución. En horas posteriores a la votación que derribó su principal derrotero en el Reglamento, Marcos Barraza (PC) intentó moderar las críticas asegurando que “no nos vamos a amurrar ni vamos a decir que la Convención se acaba”. Es de esperar que esta posición se sostenga una vez iniciada la discusión de la Nueva Constitución.

 

Otro aspecto que se requiere leer críticamente es la insistencia de Vamos por Chile de aprobar todas las disposiciones reglamentarias por dos tercios, incluso los propios dos tercios. Lo cierto es que no hubiera habido una confirmación de la norma de quorum si se le aplicaba el mismo quorum.

 

Nuevamente la conducción de la Mesa y su lectura del clima al interior de la CC fue clave para defender un aspecto clave del itinerario constitucional. Incluso Elisa Loncón, Presidenta de la Convención, terminó votando por el quorum de dos tercios. En su cuenta de Twitter planteó que había sido “una votación difícil”. Añadió que su voto era “un llamado al gobierno, acá respetamos la palabra y la Constitución, esperamos de su parte la misma reciprocidad, que cumplan con el mandato de colaborar a la CC”.

 

Una nota al pie no menor. El Vicepresidente Jaime Bassa planteó el domingo pasado en Tolerancia Cero que la Convención Constitucional podría aprobar normas que modifiquen mandatos. Esto es cierto. En el Artículo 138 de la Constitución vigente se contemplan dos excepciones al término anticipado de mandato: Si la autoridad electa forma parte de una institución que ha sido suprimida o ha sido modificada sustancialmente. Si la Convención, por ejemplo, decidiera que se debe tener un Congreso unicameral, se deben contemplar normas transitorias para fijar reglas para dicha transición.

 

En cualquier caso, el inicio de la discusión de contenidos constitucionales durante el mes de octubre se visualiza como un ámbito en donde habrá que colocar la atención.