CONVENCIÓN

CONVENCIÓN INCORPORA DERECHOS SOCIALES

18 de abril de 2022

Esta semana en la Convención Constitucional tuvieron lugar las votaciones que concitaban mayor interés, pues se discutieron las normas asociadas a derechos sociales y modelo de desarrollo. En múltiples intervenciones, los convencionales caracterizaron estas temáticas como “el corazón” de la Nueva Constitución, los contenidos centrales para dar respuesta a las causas que fueron los temas protagonistas de las movilizaciones sociales de octubre de 2019.

Mientras esto era una parte relevante de las expectativas al inicio de semana, hechos violentos desde convencionales hacia sus pares por el rechazo del Informe de Medio Ambiente sea probablemente lo que ocupe la agenda.

 

El martes 19 fue aprobado por el Pleno la creación de dos nuevas instancias de cara al término del trabajo. Una Comisión de Normas Transitorias que, la cual estará dedicada a dar forma al capítulo de disposiciones transitorias del borrador de texto constitucional. Por otra parte, se definió la creación de una Comisión de Preámbulo, destinada a redactar una propuesta de texto para la apertura de la propuesta constitucional. Entrando en la votación de normas, cabe destacar las materias aprobadas en lo que a Medio Ambiente se refiere. Se tiene finalmente una redacción que regula los bienes comunes naturales, nueva definición dada a los recursos naturales. Una de las normas aprobadas declara que el agua, en todos sus estados, es inapropiable, pudiendo el Estado otorgar autorizaciones administrativas de uso que en cualquier caso serán temporales y afectos a caducidad.

La jornada del martes 19 fue el turno del informe de Derechos Fundamentales que contiene los derechos sociales que se incorporarán en el borrador.

Entre los temas que mayor atención tuvieron fueron seguridad social y salud. En el primero, se plantea que existirá un sistema público a financiarse con cargo a cotizaciones de trabajadores y empleadores y por rentas generales de la Nación. En esta materia, fueron rechazadas las indicaciones que prohibía de forma explícita la expropiación de los fondos de pensiones. Mientras que, en Salud, se ha instalado un sistema público, universal e integrado el cual será financiado con el aporte de los trabajadores. Mientras que fue devuelto a Comisión lo referente al rol de los prestadores privados. Por último, se aprobó la participación de los trabajadores en las decisiones de la empresa, y se aprobó solo un articulado en Educación, el cual asegura a todas las personas el derecho a esta ya que el resto de los artículos volvieron para su rediseño.

 

La tarde de este jueves 21 el informe de Medio Ambiente sufrió un duro revés, tras no alcanzar los dos tercios requeridos en general para avanzar a la revisión en particular. Entre las razones que se han argumentado está la divergencia con varios de sus contenidos, como las numerosas regulaciones sectoriales para minería, energía, aguas. El texto volverá a la Comisión para una nueva propuesta. Recordemos que el primer informe de esta Comisión apenas tuvo la aprobación en particular de 4 sobre 70 artículos.

Para este viernes 22 se tiene programado el Pleno de votación que analice las normas del segundo informe de Sistema Político, donde se comprenden contenidos como Fuerzas Armadas, relaciones internacionales, probidad y transparencia, entre otras.

 

Análisis

La Convención en materia de derechos sociales ha cambiado el enfoque, pasando a otorgarle al Estado un mayor protagonismo. Esto conlleva un importante desafío en distintos aspectos: en primer lugar, el diseño para concretar que el Estado tenga tareas en salud y pensiones; y en segundo lugar, existirá una tarea para revalorizar el rol estatal en materias que hoy no es bien evaluada, como la salud. Por otro lado, será relevante saber el rol concreto que tendrá el sector privado en ambos sectores, sobretodo en salud. Es relevante el resultado final que evacuará el Pleno para el borrador, en tanto no generar sobrexpectativas en las personas con potenciales frustraciones.

Especial atención requiere la actitud que ha venido desarrollando el Colectivo Socialista (CS), donde se reafirma un rol moderador, lo que ha sido un costo, por ser considerados como actores de veto desde sectores menos moderados. Esto se reflejó en la votación en general del Informe de Medio Ambiente, ya que fueron los votos en contra de convencionales socialistas los que llevaron al resultado negativo. Hace algunos días, recordemos, que la Fundación Horizonte Ciudadano, y el propio presidente Boric, hicieron un llamado al diálogo y a acuerdos; por tanto, pareciera que el CS ha recogido ese llamado mientras que otros sectores como el PC o el Frente Amplio no tienen el mismo comportamiento.

 

Hubo hechos complejos al término de la votación del Informe de Medio Ambiente, entre lo que destaca la funa por parte de convencionales de la Coordinadora Plurinacional contra los socialistas, nombrando uno por uno a quienes votaron en contra y llamándolos “traidores”. Estos hechos violentos solo complejizan la visión que tiene la ciudadanía sobre la Convención, en un escenario donde las encuestas de opinión comienzan a mostrar un equilibrio entre las opciones rechazo y apruebo. Así, los propios convencionales pueden terminar siendo los generadores de sentimientos negativos hacia el órgano redactor teniendo impacto directo en el resultado del Plebiscito.

No sabemos si los hechos ocurridos el jueves por la noche tendrán repercusión en los trámites faltantes, en la búsqueda de acuerdos, el establecimiento de diálogos cuando estamos en medio de la negociación de Sistema Político, y aún restan diversos pasos para lograr el borrador definitivo.

La creación de las dos nuevas Comisiones es relevante. No parece tener la atención necesaria, pero será la Comisión de Normas Transitorias la instancia que detente alto nivel de relevancia por las atribuciones que tendrá. Su misión será poner los plazos de reemplazo y creación de las instituciones que vienen con la propuesta constitucional. Es así como será importante quienes integren esta Comisión porque dejará amarradas en la nueva Constitución de aprobarse.

Por último, se espera que la próxima semana exista un nuevo cambio en el calendario de la Convención, ya que las Comisiones no lograrán terminar su tarea en la fecha que ya había sido modificada. Es inevitable pensar que a la Convención podría faltarle plazo para su trabajo, pero han sido los propios miembros del órgano redactor quienes optaron por no solicitar una extensión.